lunes, 7 de agosto de 2017

Educar las Emociones, Educar para la Vida

Título: Educar las Emociones, Educar para la Vida
Autor: Amanda Céspedes
Editorial: Ediciones B

Páginas: 187 Páginas

Sinopsis:
"Educar las emociones, educar para la vida" es una investigación urgente para padres, profesores y todos los adultos rodeados por niños, a sembrar la semilla de un mundo mejor, donde los futuros hombres y mujeres reviertan la ansiedad, el desencanto y la rabia en la que vivimos hoy. Editado por primera vez en 2008, este libro de la especialista en neuropsiquiatría infantil y juvenil, Amanda Céspedes, actualiza los hitos en el proceso de la educación emocional de los niños en tiempos de prisa, Internet y videojuegos, y revisita los fundamentos de la crianza en función del valor clave del amor."

Opinión Personal: 

La psicología educacional es algo bastante complejo, ya que muchos autores tienen visiones muy diferentes acerca de cómo debería ser la educación que reciben los niños hoy en día. Sin embargo, hay algo que muchos autores tienen en común, y es que muchos autores están de acuerdo en que es importante educar emocionalmente a los más pequeños, y este libro profundiza en ello. Antes de continuar, quiero darle las gracias a Ediciones B por este maravilloso ejemplar.

Este libro es obra de Amanda Céspedes, que nos plantea que la educación de las emociones es algo que se ha dejado de lado en la actualidad, y procede a explicar la importancia de la familia, de los profesores, y de los cercanos en la crianza de los niños. El libro aborda temas como los contextos sociales vulnerables y sus efectos en los niños, las falencias de la educación de hoy en día, y mucho más.

Debo decir que el libro me ha dejado reflexionando por mucho rato, ya que se presenta con un lenguaje un poco técnico, pero que plantea ejemplos de lo que se está diciendo para simplificar el entendimiento de los conceptos más complejos. También, el libro nos plantea cada concepto de forma cercana, sin buscar profundizar más de lo necesario.

El libro es bastante ilustrativo, aunque debo decir que no me ha gustado mucho que la autora hablara tantas veces de otro de sus libros ("Niños con Pataleta, Adolescentes Desafiantes"), porque distraía un poco durante la lectura. Sin embargo, quiero decir que el anexo y el glosario incluídos al final del libro son ayudas muy grandes para facilitar la comprensión del libro.

Una gran herramienta para los interesados en la psicología y las emociones, sin importar si trabajamos con niños, somos padres, tíos, abuelos, o si simplemente queremos aprender: este libro es para todos, y no es complejo de leer. Sin duda alguna, es una gran herramienta para todos, ya que nos incita a reflexionar en torno a sus contenidos.

4 comentarios:

  1. Como profesora de infantil es uno de los aspectos que más tratamos con los niños, las emociones y como gestionarlas; practicamente los niños llegan a nosotros convertidos ya en pequeños tiranos, niños acostumbrados a salirse con la suya cueste lo que cueste porque no les han enseñado que hay que frustrarse, pero hay que saber como gestionarlo para aprender y madurar. Con tres años, un niño ya debe saber reconocer las emociones básicas y antes de los seis debe empezar a gestionarlas sin que los padres estén siempre detrás. Hay que dejar a los niños equivocarse, caer, desilusionarse, no por concederles todos los caprichos los queremos más, al contrario, estamos creando monstruos.

    Un gran libro, sin duda lo tendré muy en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    no conocía el libro pero tiene muy buena pinta, trabajo en una escuela de educación infantil y me encanta descubrir libros de este tipo. Gracias por la reseña.
    Formo parte de la iniciativa Seamos seguidores, no conocia tu blog pero ya tienes una seguidora más,eres bienvenida a visitar mi blog cuando quieras.
    Nos leemos.��
    Artemisa| En la mira de Artemisa

    ResponderEliminar
  3. Estudio Psicología y me ha hecho ilusión leer esta reseña :) No es un tema que del que se suela hablar, de hecho la psicología en general es, en ocasiones, un poco tabú, y como consecuencia la inteligencia emocional se deja muchísimo de lado. Me alegra que hayas disfrutado el libro, Mario, y sobre todo que le hayas dado oportunidad y hayas descubierto una buena lectura.

    ¡Un beso!

    B

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo que nos cuentas sobre esta lectura. Como mamá de 2 peques considero importante educarles de igual manera con la cabeza como con el corazón, combinando los aspectos académicos con una buena educación emocional.

    Saludos.

    ResponderEliminar