miércoles, 6 de septiembre de 2017

Estados Unidos de Japón

Título: Estados Unidos de Japón
Autor: Peter Tieryas
Editorial: Ediciones B
Páginas:  406 Páginas
Sinopsis: Hace unas décadas, Japón ganó la Segunda Guerra Mundial. Los estadounidenses adoran a su infalible emperador y nadie cree que la conducta de Japón en la contienda no fuera ejemplar. Nadie excepto los George Washingtons, una facción proestadounidense que intenta recuperar la gloria de los viejos Estados Unidos. Su última táctica subversiva es distribuir un videojuego ilegal que pide a los jugadores que imaginen cómo sería el mundo si Estados Unidos hubiera ganado la guerra. El capitán Beniko Ishimura se dedica a captar posibles traidores, cuando un día recibe una misteriosa llamada del general Mutsuraga, y su vida se convierte en una montaña rusa que le llevará a conocer a Akiko Tsukino, una oficial de la policía de Tokio que intenta descubrir la relación de Ishimura con el videojuego que algunos insurgentes están usando para avivar el nacionalismo estadounidense. Pero los orígenes del videojuego subversivo son aún más polémicos y peligrosos de lo que nadie sospecha…

Opinión Personal

Un género muy popular en la ciencia ficción que surgió tras la segunda guerra mundial es la ucronía, en la que se plantea una historia alternativa con un pequeño cambio que conlleva grandes consecuencias en el largo plazo. Una de las novelas más populares de este género es "El Hombre en el Castillo", de Philip K. Dick, que muestra un mundo en el que los nazis ganan la segunda guerra mundial. Dicha novela ha inspirado un libro muy similar, pero muy entretenido.

"Estados Unidos de Japón" muestra un mundo en el que Japón gana la segunda guerra mundial en 1948, tras lanzar la bomba atómica en San José, California. Cuarenta años después, el Imperio de Japón controla gran parte del mundo, y los Estados Unidos de Japón son parte de dicho imperio, que ejerce un duro control sobre los ciudadanos, que son monitoreados en sus actividades por censores. Uno de estos censores es Beniko Ishimura, que conoce a la agente Akiko Tsukino después de que una vieja conocida muere. Tras esto, ambos se ven involucrados en el rastro de un videojuego llamado "Estados Unidos de América", que insta a los jugadores a imaginar el mundo si Estados Unidos hubiera ganado la guerra.

Este libro es muy interesante en su forma de contexturalizar su mundo, ya que nos muestra que ninguno de los dos bandos en la guerra se caracterizó por su buen trato al enemigo, o a los prisioneros de guerra: el libro parte mostrando los campos de concentración en los que Estados Unidos colocó a muchos japoneses durante la segunda guerra mundial, y muestra como el ejército imperial libera a estos prisioneros. Dicha caracterización me gustó, ya que aborda temas como las actitudes del momento, y el fanatismo sin tapujos.

Los dos protagonistas, Ben y Akiko, son excelentes, y logran complementarse de forma excelente: Ben es un tipo flojo, que siempre trabaja el mínimo posible, mientras que Akiko siempre está exigiéndose más para lograr cumplir su misión, pensando siempre en que debe servir al Emperador. Akiko es una buena forma de que entendamos cómo piensan en este mundo alterno, mientras que Ben sirve como un sustituto del lector, que es alguien que cuestiona muchas de las actitudes de la gente. La dinámica entre ambos funciona muy bien.

El mundo en el que se ambienta esta historia también es muy peculiar: la historia se ambiente en 1988, pero claramente es el futuro, ya que hay muchísima tecnología, como mechas, robots, miembros cibernéticos, y mucho más. Esto le da un aire a "Blade Runner", que es una historia retrofuturista, pero que se siente como un verdadero homenaje a la cultura japonesa, con elementos propios de esta, como los templos, los ritos, y la comida consumida.

Dentro de esto último, el ambiente desarrollado en torno a los videojuegos que se muestra aquí es bastante grato, ya que se siente como una subcultura, y no pone a la gente que ama los videojuegos como alguien gordo y sin vida social.

Ahora, quiero ir a algo muy puntual, y que me gustó mucho: la novela muestra un estado totalitario, y no escatima en detalles para mostrar la represión que existe en este mundo. Como ya dije, Akiko sirve como una forma de enterarnos de las costumbres y creencias de este mundo, y podremos ver que es bueno que ciertas actitudes hayan desaparecido.

Una lectura fascinante e inquietante, que muestra un mundo muy distinto al nuestro, y que pudo haber sucedido realmente. El autor tiene un estilo directo, y se agradece que no se detenga a la hora de mostrar crueldades, porque, al final, el ser humano siempre será cruel con el enemigo, sin importar qué bando haya ganado el conflicto.

1 comentario:

  1. Hola Mario!
    Estas historias no me gustan nada, no logro empatizar y me aburro de la lectura; pero son una buena opción para regalar.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar

Colaboradores

http://picasion.com/