Película: Star Wars: Los Últimos Jedi


Título Original: Star Wars: The Last Jedi
Dirección y Guión:  Rian Johnson
Elenco: Mark Hamill, Carrie Fisher, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Adam Driver, Domhall Gleeson, Andy Serkis, Benicio del Toro, Kelly Marie Tran, Laura Dern.
Duración: 152 Minutos

¡Ya está aquí! El octavo capítulo de la saga espacial de la familia Skywalker ha llegado tras dos años de espera. Este octavo episodio tenía una tarea increíblemente difícil, ya que tendría que superar a "El Despertar de la Fuerza", ser comparada con "El Imperio Contraataca" por ser la segunda película de la trilogía, y mucho más, por lo que Rian Johnson aceptó el desafío y ha cumplido con creces.

No entraré mucho en la trama, pero diré que "Los Últimos Jedi" continúa dónde nos dejó el Episodio VII: Rey ha llegado a Ahch-To en su búsqueda por Luke Skywalker, Poe sigue como piloto de la Resistencia, y Finn está en la bahía médica de esta.

Lo primero que debo decir es que todo aquí es genial: amo Star Wars, y esta película sin duda rompe con todo lo que habíamos visto hasta este momento, tanto a nivel de efectos especiales como a nivel de trama. Algo que se repite a lo largo de la película es dejar ir al pasado, y aquí se ha logrado de la mejor manera posible.

Los efectos especiales son increíbles, mostrando que esta saga siempre está a la vanguardia en esta industria, las batallas espaciales son increíbles, y las escenas de acción están llenas de momentos genialmente coreografiados y llenos de emoción. Hay escenarios nuevos para la saga, y cada uno de ellos es visualmente espectacular, con un ambiente propio, y cada criatura nueva se siente parte natural del universo.

Las actuaciones son increíbles: Mark Hamill nos muestra que es un actor que no ha envejecido en vano, robándose cada escena con su capacidad actoral y capacidades físicas; Daisy Ridley expande lo que ya conocíamos de Rey, y añade nuevos matices a este personaje; Oscar Isaac y John Boyega son sometidos a nuevos extremos en su lucha como Poe y Finn; y Adam Driver nos muestra más capas de Kylo Ren. Por otra parte, tenemos a tres actores que añaden nuevos lados de la galaxia: Laura Dern encarna a la Almirante Hondo, una mujer que no tiene miedo en tomar decisiones difíciles; Kelly Marie Tran encarna a Rose, una encargada de mantenimiento que debe ayudar al avance de la Resistencia; y Benicio del Toro encarna a DJ, un mercenario que muestra el lado menos glamoroso de la lucha que está teniendo lugar.

Por último, la película toma un nuevo nivel de emotividad debido a la muerte de Carrie Fisher, quien tiene un papel protagónico en esta entrega. Cada escena con ella es genial, demostrándonos que, sin duda, fue encantadora hasta el final. Hay un pequeño pero importante homenaje a ella, y de verdad les pido que lo esperen.

Una película que rompe terreno nuevo para la saga, en un viaje emocional sin igual en esta saga. Como dato curioso, Mark Hamill enviará esta película para ser considerado para el Premio Óscar a Mejor Actor, y de verdad creo que se lo merece. Sin duda, se coloca muy alto en el panteón de Star Wars, y me deja ansioso de lo que Rian Johnson hará con la trilogía que se ha anunciado recientemente a su cargo.

Escrito por Mario.

1 comentario:

  1. Coincido con todo! Fui a verla ayer y la verdad es que salí encantada, me gustó mucho en general, las actuaciones, la historia, todo.
    Gracias por tu opinión!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.