Viernes de Marvel: El Increíble Hulk

Título Original: The Incredible Hulk
Dirección: Louis Leterrier
Guión:  Zak Penn
Elenco: Edward Norton, William Hurt, Liv Tyler, Tim Roth, Tim Blake Nelson.
Duración: 112 Minutos

Continuamos con los viernes de Marvel, y ahora lo hacemos con una película que muchos olvidan que es parte de este universo, y que es, debido a esto, una película un tanto sub-valorada.

"El Increíble Hulk" es la historia de Bruce Banner, quien está a la fuga de las autoridades de Estados Unidos tras ser sometido a un experimento con rayos gamma, a cargo de la doctora Betty Ross, que lo deja con la secuela de convertirse en la bestia conocida como Hulk cuando se enoja, o cuando su ritmo cardiaco aumenta. Mientas Banner está en Brasil, es encontrado por su principal perseguidor, el general Ross, quien cuenta con la ayuda de Emil Blonsky, que comienza a desear el poder de Banner.

Lo primero que salta a la mente es que Edward Norton es un actor un tanto extraño para encarnar a un superhéroe, dejándonos con una película que resulta sorprendentemente intensa y enfocada en sus personajes. Esto se debe en parte a una reescritura del guión a cargo de Norton, que encarna a Banner con una increíble intensidad.

Otra cosa llamativa para quienes están más interesados en las películas de cómics, es que esta película es la segunda incursión en la pantalla grande de Hulk, luego de que la primera película, de 2003, recibiera críticas mixtas. Esta película se siente como un reboot y secuela de la película de 2003, evitando incursionar demasiado en el origen del personaje, y centrándose en una aventura de este durante la fuga. Me imagino que esto es debido a que los orígenes de Hulk y Banner ya son conocidos por muchos gracias a la serie de televisión de los años 70 y 80, aunque los créditos nos mostrarán un breve montaje del experimento que dejó a Banner con la capacidad de convertirse en Hulk.

Como ya decía, la película es bastante intensa y sorprendentemente oscura para ser una película de Marvel, ya que se centra muchísimo en desarrollar sus personajes, y las escenas de combate son mínimas, pero bastante violentas. La actuación de Tim Roth me deja claro que este actor es excelente interpretando villanos que terminamos queriendo sin quererlo, y es uno de los puntos altos de la película. Norton también logra interpretar al personaje con pequeños guiños a los cómics y a otros personajes de Marvel (Hay un momento en el que hacen un pequeño guiño a Capitán América), aunque sí es entendible que esta intensidad sea parte de la razón por la que fue reemplazado por Mark Ruffalo.

Sí debo decir que no me gustaron mucho los personajes del General Ross, a cargo de William Hurt, y de Betty Ross, a cargo de Liv Tyler. Ambos personajes son un tanto unidimensionales, aunque se entiende que esto sea para mantener un poco el espíritu de los cómics, pero debo admitir que entiendo que Hurt no volviera durante casi 8 años al universo.

La batalla entre Blonsky, ya convertido en Abominación, y Hulk es un punto alto de la película, ya que resulta oscura y violenta, gracias al trabajo de cámara y a la música que acompaña la secuencia, y me da para extrañar el trabajo de Leterrier en el MCU, ya que las películas que hizo después no fueron precisamente destacables.

La película tiene una conexión bastante pequeña con el resto del universo, y resultó sorpresiva para muchos, ya que fue una escena al final de la película en la que apareció Robert Downey Jr. como Tony Stark, diciendo que un equipo estaba siendo creado. Es importante recordar que "Iron Man" se estrenó solo un mes antes, por lo que una conexión de este tipo fue algo novedoso e inédito cuando sucedió.

Una película intensa, que puede gustar a los fanáticos del personaje, y a quienes buscan algo más oscuro en el MCU.

Escrito por Mario.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.