Viernes de Marvel: Iron Man 2

Título Original: Iron Man 2
Dirección: Jon Favreau
Guión: Justin Theroux
Elenco: Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Scarlett Johansson, Sam Rockwell, Mickey Rourke.
Duración: 125 Minutos

La tercera entrega del MCU es donde las cosas ya se ponen un poco complicadas, ya que las dos primeras películas fueron muy buenas, pero "Iron Man 2" no está a la altura de las dos películas que vinieron antes, y es debido a una multitud de causas.

"Iron Man 2" comienza 6 meses después de que Tony Stark revelara que es Iron Man, por lo que el Gobierno de Estados Unidos comienza a presionarlo para que entregue el traje para la defensa nacional. Al mismo tiempo, Ivan Vanko, un ruso con una venganza jurada hacia la familia Stark, logra una alianza con Justin Hammer, quien le provee de recursos para desarrollar un arma que pueda acabar con Stark. Además, Stark comienza a sufrir consecuencias físícas del reactor que debe usar en su pecho para mantenerse con vida.

La película parte mostrándonos a Ivan Vanko, interpretado por Mickey Rourke, que también hizo un regreso a la fama tras varios años de problemas y papeles muy menores, por lo que se hace comparable al regreso a la fama de Robert Downey Jr., que también volvió al estrellato con su papel en una cinta de Marvel, pero Rourke no tiene el tiempo suficiente en pantalla para volverse un villano memorable, al igual que Justin Hammer, que solo es un personaje cómico en esta cinta. Ver esto me hace entender por qué muchos dicen que el gran problema de Marvel son los villanos, y esta cinta comienza a hacerlo evidente, ya que tenemos a dos villanos que simplemente son versiones menores del héroe.

Otro problema con la cinta es que ningún personaje tiene una evolución real, salvo por Stark, a quien veremos combatiendo sus demonios personales, como lo son la relación con su padre y su alcoholismo, aunque todo esto sin llegar al extremo al que llegaron los cómics clásicos del personaje. Podríamos decir que Pepper Potts también tiene cierta evolución, pero esta no es marcada ni lo suficientemente grande para llegar al nivel de Stark, y James Rhoades solo avanza en convertirse en Iron Patriot/War Machine, ya que toma una de las armaduras de Stark.

Los efectos especiales sí siguen siendo buenos, y están más presentes que en la primera cinta, ya que la película contó con un presupuesto considerablemente mayor que el de la primera cinta: podremos ver más armaduras de Iron Man, robots enemigos, y mucho más que requiere la presencia de CGI, por lo que esta película fue un destacable paso hacia adelante en el aspecto de producción de estas películas.

La película sí logra introducir más conceptos a los que los fanáticos de Marvel ya están acostumbrados, ya que veremos a la película introducir a Natasha Romanov, también conocida como Black Widow, y da indicaciones directas de que la Iniciativa Avengers se está poniendo en marcha, creando un equipo que pueda hacer frente a amenazas que no pueden ser combatidas por ejércitos tradicionales. En este aspecto, la película logra hacer algo efectivo y sutil, que sirve para conectar la película con la escena post-créditos de su predecesora, y comienza el camino para algo que nunca antes se había ejecutado: el universo cinematográfico, ya que no se detiene a explicar quien es quien, sino que asume que ya hemos visto la película anterior. Ahora esto nos parece normal, pero debemos pensar que esta película es del 2010, y esto todavía era novedoso e inédito en aquel entonces, por lo que ver el escudo de Capitán América y el martillo de Thor nos mostraron que Marvel estaba haciendo algo nuevo, y supimos hacia dónde iría todo a partir de entonces.

Una película que logra resultados mixtos en la trama, ya que hace evidentes algunos de los problemas del MCU en películas posteriores, pero que logra entretener al espectador, al mismo tiempo que da pasos agigantados para expandir el universo en el que se ambienta.

Escrito por Mario

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.