Viernes de Marvel: Doctor Strange: Hechicero Supremo


Título Original: Doctor Strange
Dirección: Scott Derrickson
Guión: Jon Spaihts, Scott Derrickson, C. Robert Cargill
Elenco: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Benedict Wong, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton
Duración: 115 Minutos

La segunda fase de Marvel introdujo el lado cósmico con "Guardianes de la Galaxia", demostrando que el MCU era más amplio de lo que creíamos, por lo que expandirlo para mostrar que hay todavía más poderes por mostrar era algo natural.

El destacado cirujano Stephen Strange sufre un accidente en auto que le hace perder la movilidad de sus manos de forma casi total. Gravemente afectado, y tras intentar un gran número de tratamientos, Strange escucha de un paciente que logró recuperar de sus piernas, lo que lo lleva a un monasterio en Nepal. En dicho monasterio, Strange descubre las artes místicas y se vuelve un aprendiz de estas, descubriendo una gran amenaza que se oculta en el horizonte.

Como ya dije, esta película introduce el concepto de la magia en el MCU, presentándola como tal en lugar de tecnología avanzada como se hizo con los Asgardianos en "Thor". Esta introducción hace que el MCU se sienta como un universo más vasto, logrando que se sienta como si los cómics de Marvel hubiesen saltado a la gran pantalla con todos los diferentes tipos de poderes que habitan en estas páginas.

La película es entretenida, y tiene escenas con algunos de los mejores efectos especiales que se han visto hasta ahora: las múltiples dimensiones y la manipulación del espacio es realmente increíble, sintiéndose como un gran montaje surrealista, mostrándonos que hay personas realmente poderosas operando en las sombras de este universo.

Las actuaciones son buenas, con Benedict Cumberbatch haciendo un gran papel como Strange, y con Benedict Wong interpretando a un intrigante Wong (Sí, ese es su verdadero nombre). También, Tilda Swinton y Mads Mikkelsen tienen poco tiempo en pantalla, pero dejan una buena impresión, aunque Mikkelsen es otro gran actor que se pierde en un villano unidimensional que deja mucho que desear.

Sin embargo, el mayor problema de la película es que se siente muy similar a "Iron Man" en algunos aspectos, ya que se preocupa más de introducir a Strange y mostrarnos como funciona la magia de los hechiceros de este mundo que de desarrollar una historia bien desarrollada. Hay buenos momentos, pero quizás habría sido mejor extender un poco la película para introducir más historia. Unos 20 minutos más de Mads Mikkelsen y otros 10 con Tilda Swinton habrán hecho maravillas.

Con respecto al universo, tenemos la introducción de la magia al MCU, la cuál es una fuerza que realmente merece nuestra atención por su capacidad de manipular la realidad. Tendremos una mención indirecta a James Rhodes, más conocido como War Machine, en la escena en la que Strange sufre su accidente. También, hay una pequeña posible referencia de diálogo a una de las armaduras de Iron Man (Bleeding Edge, que será usada en "Infinity War"), aunque puede que esto sea solo una coincidencia.

Una película entretenida y con un apartado visual que realmente merece ser visto y disfrutado, aunque desperdicia la posibilidad de crear una historia con mejores personajes.

Escrito por Mario 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.