En pantalla: Sicario


Título Original: Sicario
Dirección: Denis Villeneuve
Guión: Taylor Sheridan
Elenco: Emily Blunt, Benicio del Toro, Josh Brolin, Daniel Kaluuya, Victor Garber, Jeffrey Donovan
Duración: 121 Minutos

Hace unos meses, el nombre de Denis Villeneuve sonó mucho tras no ser nominado al Oscar por su trabajo como director de "Blade Runner 2049". La carrera del director canadiense se mantuvo en películas habladas en francés por mucho tiempo, hasta que lanzó la excelente "Prisioneros" (que ya reseñamos), y luego contraatacó con "Enemigo", hasta que su consagración llegó por la sorprendente "Sicario".

Tras una redada que culmina en el descubrimiento de una serie de cadáveres en una casa perteneciente a un cartel mexicano en Arizona, que deja a dos muertos, la agente del FBI Kate Mercer es reclutada para un equipo liderado por Matt Graver, quienes tienen la misión de capturar a Manuel Díaz, el líder de dicho cartel. Mercer conoce a Graver, sus intenciones, y a Alejandro Gillick, un despiadado asesino a sueldo que le mostrará la verdad de la lucha contra los carteles.

Debo decir que entré a esta película esperando una película de acción, mostrando una lucha sin cuartel y sin descanso, pero descubrí una batalla con cuarteles claros, pero sin reglas que limiten la crueldad de las acciones de ninguno de los dos lados. Debo decir que quedé con ganas de más, pero de la mejor manera posible.

El estilo de la película es crudo, violento, y visceral, sin escatimar en contenido crudo, tanto a nivel de contenido visual como en diálogos. Antes de los primeros 10 minutos de película ya sabremos a qué nos enfrentamos, y nos daremos cuenta de que debemos tener aguante para lo que viene. No soy muy partidario de la violencia por la violencia, pero aquí sí que se usó bastante bien. El guion es también importante aquí, con diálogos cortos y precisos, y se agradece que no haya momentos de relleno, porque esto logra que las grandes revelaciones impacten como deben.

Sobre las actuaciones, si bien la protagonista es Emily Blunt, hay que decir que Josh Brolin y Benicio del Toro son perfectos en sus papeles, y del Toro, en particular, se roba la película, haciéndonos querer saber más sobre él, y por qué está tan decidido en su misión de tumbar el cartel ayudando a las fuerzas de Estados Unidos. En cierto sentido, este último recuerda un poco del trabajo que hizo en "Traffic" hace muchos años, mostrándonos otro lado de la lucha contra la droga.

La fotografía de la película es increíble, ya que sentía que siempre veía lo justo y necesario para entender lo que estaba pasando, pero sin saber lo que iba a pasar en 30 segundos. Hay tomas aéreas, tomas con visión nocturna, y mucho más. Me sentí desorientado a veces, pero sabía que todo iba a llevar a un final perfecto, usando los mejores lugares posibles para mostrarnos todo lo que está pasando.

Una película que demuestra el talento de su director, su guionista, su director de fotografía, y sus actores, creando una película que sorprende, y nos deja con un peligroso mensaje sobre la lucha contra las drogas.
  
Escrito por Mario.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.