Juego: When I Dream


Jugadores: 4 - 10
Duración: 30 minutos
Edades: 8 +
Sinopsis: ¡Atrévete a soñar! En When I Dream uno de los jugadores sueña y coloca una Máscara sobre sus ojos. El resto de jugadores son Espíritus del Sueño, que describirán las cartas utilizando una única palabra cada uno. ¡Pero ten cuidado con los Hombres de Arena y los Hombres del Saco, que intentarán que el Soñador pierda su camino!

Desde que llegó a Chile este juego, no pudimos pasarlo por alto, y es que en Coleccionista amamos aquellos juegos que, al igual que "Dixit", son compuestos por hermosas ilustraciones, y esta vez en un juego que mezcla la memoria y la confianza. 

"When I Dream" es un juego para un mínimo de cuatro jugadores que funciona de la siguiente manera: uno de los jugadores se pondrá un antifaz (siendo el soñador) sin poder ver a sus compañeros ni las cartas. Luego, los demás se repartirán al azar si son hadas o hombres de arena: las hadas dirán conceptos que le permitirán al soñador adivinar qué es lo que está en la carta, mientras que los hombres de arena harán todo lo contrario. Pero el juego no acaba ahí, ya que luego de esto el soñador deberá recordar todos los conceptos que mencionó en su turno.

Diré lo mismo que me dijeron todas las personas con las que jugué: "Es fácil y bonito hasta que eres el soñador", y es que es verdad; por una parte, todos gritan conceptos opuestos, y por otra es casi imposible recordar todo al final del turno, pero también en eso esta la gracia del juego, ya que, a diferencia de otros juegos donde solo tienes que adivinar qué carta es la correcta, este tiene un nivel de dificultad mayor. Y antes de que se me olvide, todo esto es con tiempo que corre en un reloj de arena. 

Además de ser un juego con una estética hermosa, ya que han cuidado hasta el ultimo detalle de este, las cartas tienen una camita donde ponerlas. Es muy divertido y es ideal para jugarlo en una noche de juego con amigos, o para romper el hielo con desconocidos (como me pasó a mí la primera vez). 

Escrito por Maca.   

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.