Juego:Yogi

Jugadores: 2-13
Duración:  20 minutos
Edades:  +8
Sinopsis: Yogi es un juego en donde tu y tus amigos deberán doblarse, contornearse y por supuesto reírse. En cada turno, debes sacar una carta que tiene una simple instrucción desde poner esa carta sobre tu cabeza o poner el dedo sobre tu nariz. Si un jugador no puede ir sumando todas estas acciones cada vez que toma una carta queda eliminado del juego. ¡El juego además viene con algunas variantes más sádicas para hacer el juego aún más difícil e entretenido! ¡No te pierdas de este perfecto party game ideal para romper el hielo cuando te juntes con tus familiares o amigos!


Hace un tiempo, y gracias a la invitación de los chicos de Devir, pudimos estar en la demostración de varios juegos de mesas, y mientras disfrutábamos de juego "Arriba y Abajo" (cuya reseña pueden encontrar en esta misma página), nos llamó la atención el sonido de las risas que provenían de otra mesa en el evento, y durante este mes pudimos disfrutar de aquel juego que se escuchaba tan entretenido.

Cuando apenas conocíamos del amplio mundo de los juegos de mesa, teníamos la noción de juegos como el "Twister", que ponía a prueba a las jugadores haciéndolos contorsionarse, y el último jugador en pie ganaba. Ahora, bajo esa misma lógica de juego, encontramos a "Yogi" (por fin escribimos bien el nombre: ya vieron en Instagram lo que nos pasó). Este juego de cartas mucho más practico y divertido nos pondrá a prueba casi de la misma manera.

54 cartas componen el juego que busca que el mejor gane, y para eso cada uno, en orden, debe tomar una carta ,leerla y hacer lo que esta dice, que puede ir desde tomar la carta con un solo dedo, hasta afirmarla con un ojo, lo que va haciendo que parezca muy fácil al principio, pero que poco a poco pone las cosas complicadas, ya que el juego contiene dos tipos de cartas: las verdes, que son solo acciones, y las naranjas, que implican usar una carta, y esas sí que son de gran dificultad.

Nos reímos mucho, y sobre todo jugando en los ratos libre en el trabajo. Mención honrosa a Gaby, quien nos ganó a todos en todas las partidas que jugamos. Es, sin duda, un juego para reír, y es que las configuraciones de poses que terminan haciendo algunos jugadores son de verdad bastante graciosas.

Como todo juego de este estilo, siempre les recomendamos lo mismo, y es que cuiden las cartas, las plastifiquen (si son más obsesivos), o estén preparados para renovarlas después de un tiempo, ya que son de esas que realmente se ocupan.

Escrito por Maca.   


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.