En Pantalla: Mississippi Grind


Título Original: Mississippi Grind
Dirección y Guion: Anna Boden & Ryan Fleck
Elenco: Ryan Reynolds, Ben Mendelsohn, Sienna Miller, Analeigh Tipton
Duración: 108 minutos

Cuando anuncian un proyecto cinematográfico en el que estoy interesado, suelo investigar quién estará a cargo para tener una idea de qué esperar. Hace poco, hice este ejercicio con los directores de "Capitana Marvel", y me encontré con una película que parecía interesante gracias a su elenco, y tuve la suerte de poder encontrarla en Netflix, así que la vi al instante.

Gerry es un apostador lleno de deudas que conoce a Curtis, un joven apostador que va de ciudad en ciudad, durante un torneo de Poker. Ambos se dan cuenta de que juntos tienen más suerte que cuando están separados, por lo que deciden emprender un viaje por el sur de Estados Unidos para comenzar a ganar el dinero que necesitan para las diferentes metas que tienen.

Esta película es puro desarrollo de personajes y estilo, ya que todas las escenas nos mostrarán algo que no sabemos de los personajes, y los pondrán a actuar en situaciones llenas de música blues, alcohol, y más suerte que habilidad. En este aspecto, la película no tiene una trama muy compleja, sino que está llena de momentos de interacción entre los diferentes personajes.

El diálogo me gustó mucho, y me encantó que hubiera escenas que nos hicieran odiar a los personajes, ya que habría sido aburrido si siempre los hubiéramos visto como personas a las que podemos querer y con las que queremos ser amigos. Ryan Reynolds es un tipo carismático, y Ben Mendelsohn es un gran actor (y que ha tenido una gran racha de papeles tras "Rogue One"), y juntos tienen mucha química. Hay también una escena en la que cada protagonista está con una mujer en una habitación de un hotel, y hace maravillas para mostrarnos que son grandes actores.

La banda sonora, como ya dije, se compone principalmente de Blues y algo de Rock Clásico, y acompaña muy bien la acción, ya que es música típica de la zona en la que se ambienta la película. También me gustó mucho cómo mostraron las partidas de Poker, ya que es un juego que me gusta mucho (aunque soy pésimo para jugarlo), y siempre es grato ver una escena que se da con naturalidad entre personas comunes en lugar de un torneo "hiper-mega-super-duper profesional", en el que todos saben lo que están haciendo.

Una película entretenida y liviana, con diálogos entretenidos y con mucho carisma.

Escrito por Mario.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.