Beautiful Boy: Siempre Serás Mi Hijo


Título Original: Beautiful Boy
Dirección:  Felix Van Groeningen
Guion: Luke Davis, basada en la novela de David Sheff y Nick Sheff
Elenco: Steve Carell, Christian Convery, Maura Tierney, Timothée Chalamet
Duración: 120  minutos


Este año, el cine promete grandes estrenos, y dentro de los dramas familiares que prometen conmover a sus espectadores con las historias que cuentan, la primera en estrenarse este año es "Beautiful Boy"

La cinta nos habla sobre David Sheff y su hijo Nick, quien sufre una adicción a las metanfetaminas y la lucha de ambos por lograr salir de esta adicción, contado desde el drama humano de un padre que no quiere perder a su hijo. 

Conmovedora: esa es la palabra que describe esta película. El drama humano que nos muestra va mucho más allá de la persona adicta, sino que de aquellos que los rodean, como esto los afecta y como es la lucha para poder rehabilitar esta adicción. Sobre las actuaciones, Steve Carell sorprende con su interpretación en el rol de David. Para todos los que lo conocíamos por comedias como "Todo Poderoso 2" y "The Office" es realmente sorprendente ver su interpretación en esta película, ya que la mayor parte de la cinta es él quien nos muestra a través de su personaje como es la adicción.

Algo que creo que ha logrado que esta película sea increíble es su banda sonora, ya que durante la cinta escucharemos muchas canciones que  llegan a acompañar aquellos momentos donde las palabras sobran y están muy bien elegidas, creando una atmósfera perfecta entre lo que quiere transmitir la película y aquello que puedes ver. 

Cuando la vi, no tenía ninguna expectativa y creo que eso ha hecho que me sorprenda gratamente con esta historia real. Creo que están más que merecidas las nominaciones que tuvo para las entregas de premios que hemos podido ver en lo que llevamos de año. Sin duda es una película que deben ver. 
   
Escrito por Maca.         

1 comentario:

  1. Me gusto pero el niño como drogadicto no convence a nadie

    ResponderEliminar

.

Con la tecnología de Blogger.