En Pantalla: Glass


Título Original: Glass
Dirección y Guion: M. Night Shyamalan
Elenco: James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, Sarah Paulson, Anya Taylor-Joy, Spencer Treat Clarke.
Duración: 129 minutos

Tras el éxito de "Fragmentado", y su conexión con "El Protegido", M. Night Shyamalan pudo echar a andar el cierre de una trilogía que tardó 19 años en completarse. "El Protegido" nos mostró el origen de un superhéroe y su archienemigo, y "Fragmentado" nos mostró el origen de un supervillano mediante una película de terror. Los tres personajes se encuentran en un choque con un resultado que vale la pena discutir.

Tres semanas después de los eventos de "Fragmentado", David Dunn y su hijo, Joseph, buscan frenéticamente a Kevin Wendell Crumb, también conocido como La Horda, para detenerlo antes de que vuelva a matar a gente inocente. Ambos son capturados e internados en un hospital psiquiátrico, junto a Elijah Price, también conocido como Mr. Glass, donde la doctora Ellie Staple intenta convencerlos de que no son superhéroes.

La película, al igual que sus dos predecesoras, tiene un tono diferente, ya que se presenta como una película de suspenso y misterio, en lugar de un drama o una película de terror. Gracias a esto, nunca sabremos quién o qué será lo que haga avanzar la trama, incluso cuando todos sabemos que terminará en un inevitable enfrentamiento entre sus tres protagonistas.

Me gustó mucho el trabajo de cámara que se hizo, ya que veremos a los actores de forma coherente en su espacio, bordeando entre un estilo de película tradicional y una película que trata de ser una novela gráfica llevada a la pantalla. Hay varias tomas que no tienen cortes por un largo tiempo, y se aprecia aquello a nivel técnico y en lo que supone para los actores. Lo que no me gustó fue el estilo de cámara durante las peleas, ya que soy un opositor a toda escena de acción que no muestre claramente lo que está pasando, y eso se dio en algunos momentos.

Las actuaciones son buenas, y vuelve a destacar James McAvoy, quien debe interpretar a las 24 personalidades de su personaje, y lo hace de forma que siempre sabemos cual personalidad está interpretando gracias a su lenguaje corporal y tono de voz. Bruce Willis y Samuel L. Jackson lo hacen también muy bien, demostrando que 19 años no es nada para ellos, pero el actor que más me sorprendió fue Spencer Treat Clarke, que interpreta a Joseph, el hijo del personaje de Bruce Willis: verlo crecer tras casi 20 años fue algo extraño, y su actuación realmente muestra que el saber que su padre es un superhéroe impactó en quién es él, haciéndonos sentir la tristeza que ha supuesto para él el paso de los años, y ver una nueva interpretación de su realidad de la noche a la mañana destruir su realidad.

Sin embargo, la película tiene un solo gran problema: sus últimos 30 minutos. Estos cubren el inevitable enfrentamiento entre personajes, dando los característicos giros argumentales de las películas de este director. Si bien los giros están bien ejecutados, y encajan bien dentro de una película de superhéroes, creo que el más grande giro de la película es el tono final, ya que el tono que tiene es bastante trágico por su planteamiento. Hay quienes pueden sentirse decepcionados (yo me sentí sorprendido, aunque no sé si para bien o para mal), pero la calidad final de la película dependerá mucho de lo que pensemos de los últimos minutos.

Una película que deben ver y decidir si es buena o mala por ustedes mismos, ya que lo que pensemos de los últimos minutos afectará seriamente lo que pensemos de la película en su totalidad.

Escrito por Mario.

No hay comentarios

.

Con la tecnología de Blogger.