Juego: Catch the moon

Jugadores: 2-6
Duración:  15 minutos
Edades:  +6
Sinopsis:  Ascender a través de las nubes para atrapar la luna ¡qué sueño tan  maravilloso! Todo lo que se necesita son unas escaleras hábilmente  colocadas, un buen sentido del equilibrio y un poco de imaginación. La  luna espera ansiosa vuestra llegada, pero es muy sensible y derramará  una lágrima al más mínimo contratiempo en vuestra escalada. Con la  combinación correcta de precaución y temeridad, te convertirás en el  soñador más ágil.

Hace unos días los chicos de Skyship nos invitaron a probar sus nuevos juegos, y entre ellos se encontraba "Catch The Moon", juego del que habíamos escuchado hablar antes, pero que, luego de jugarlo un par de veces, es sin duda un juego que debería estar en sus ludotecas.  

El juego es simple, ya que tendremos una base en forma de nube que contiene diferentes espacios, donde los jugadores pueden elegir cualquier posición donde al inicial pondrán dos escaleras, y ahí es donde el juego comienza. El jugador que inicia tira un dado que tiene tres opciones: una escalera, dos escaleras o la luna. Si sale una escalera, el jugador debe sacar una de un pozo de escaleras, la cual debe afirmarse solo de una de las escaleras del comienzo. Si el dado muestra dos escaleras, el jugador debe afirmar la escalera que saca en dos de las escaleras, y si sale la luna, la escalera que coloque debe ser la más alta de todas. Parece fácil, pero el juego comienza a tener su dificultad a medida que las escaleras se van apilando. Si una de las escaleras o varias caen, la luna llora, lo que significa que el jugador al que se le cayó o se le cayeron las escaras debe recoger una lagrima. El juego termina cuando ya no queden más lagrimas o ya no queden más escaleras. 

¿Se acuerdan cuando les hable de "Super Rhino!" y ese temblor de manos que todos los jugadores sentíamos a medida que el juego avanzaba? Pues en este juego pasa lo mismo, y es que si bien se ve simple al principio, el equilibrio que se debe tener luego de unos turnos le hace tener miedo a cualquiera. Además, cuando las escaleras se van mezclando, tocando, y tambaleándose, cualquier movimiento en falso que se haga poniendo una escalera puede hacer que todo se venga abajo.
Ha sido toda una experiencia jugarlo: llevábamos un par de rondas  y donde pusieras una escalera se tambaleaba todo y hasta que uno no pusiera la escalera era imposible saber si iba a mantenerse o todo iba a caerse. 

Es un gran juego, sobretodo para empezar una previa, para jugar entre amigos o para romper el hielo. Es pura adrenalina en forma de escaleras para llegar a la luna. Y, como dato curioso, gane todas las partidas. Soy la Marie Kondo del equilibro. 

Escrito por Maca.   

No hay comentarios

.

Con la tecnología de Blogger.