Juego: God of War



Título: God of War
Desarrollador: SIE Santa Monica Studios
Plataforma: PlayStation 4

Hace varios años, uno de los primeros juegos que tuve para PlayStation 3 fue la saga de “God of War”, que en ese entonces tenía 5 juegos. Ahora, una generación después, la saga comienza una nueva era con un emotivo título que reinventa su fórmula, pero sin perder la esencia de la saga.

Tras la muerte de Faye, su segunda esposa, Faye, Kratos debe honrar su último deseo: esparcir sus cenizas desde la cumbre más alta de los 9 reinos. En un primer momento se niega debido a que su hijo, Atreus, no parece estar preparado, pero ambos se ven obligados a partir tras la aparición de un misterioso y poderoso extraño. Kratos ha ocultado su pasado como el Dios de la Guerra de su hijo, por lo que deberá hacer frente a su pasado para proteger a su hijo y honrar los deseos de su esposa.

Este es, sin duda, el juego más visualmente hermoso que he jugado en PS4, y me tuvo viajando al Modo Fotografía constantemente. Cada vez que visité un nuevo reino de la mitología nórdica fue imposible no contemplar lo que había a mi alrededor: todo estaba diseñado con cuidado, y fue algo hermoso ver cada uno de los 9 mundos.

La historia es de las mejores que he visto, y se sostiene gracias al trabajo de actores reales que realizaron captura de movimiento para sus papeles. Las interacciones entre Kratos y Atreus son las mejores que he visto en un videojuego desde “The Last of Us”, y lloré en varias escenas, ya que todos podremos identificarnos con algunas cosas, seamos padres o solo hijos.

El combate es bastante profundo, y requerirá que sepamos adaptarnos a varias situaciones para ver todos los movimientos que podremos desbloquear. Tendremos talismanes y ataques especiales a nuestra disposición, los cuales podremos ir variando y mejorando, al igual que los atuendos para nuestros personajes.

También ayuda a todo esto la música, que está a cargo del destacado Bear McCreary, con canciones en lenguajes nórdicos que darán un toque todavía más emotivo al juego, acompañando de forma perfecta lo que esta pasando en pantalla. Las tonadas del inicio y del final son perfectas, y crean un ciclo perfecto.

El juego dura cerca de 30 horas, y podremos jugarlo varias veces gracias al modo Nueva Partida +, donde podremos empezar el juego usando todo lo que desbloqueamos en nuestra primera partida, además de tener contenido extra al terminar la partida, como dos de los nueve reinos, y nueve jefes opcionales que supondrán un nuevo reto.

Un juego perfecto, emotivo, con excelente diseño, y que nadie se puede perder, ya que nos dará lecciones sobre nosotros mismos, y que nos recordará por qué Kratos es un personaje tan querido.

Escrito por Mario.  
Con la tecnología de Blogger.