.

.

En Pantalla: Érase una vez en Hollywood


Título Original: Once Upon a Time in Hollywood
Dirección y Guion: Quentin Tarantino
Elenco: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Al Pacino.
Duración: 161 minutos

Tras mucho tiempo y algo de controversia cuando se supo que la nueva película de Tarantino giraría en torno a los asesinatos orquestados por Charles Manson, la película llegó a cines, y pude verla durante el día del cine. Si bien las películas de Tarantino me han gustado mucho en el pasado, debo decir que me tardé en hacer esta reseña porque tardé mucho en saber qué decir de esta cinta.

La película sigue a Rick Dalton, Cliff Booth, y Sharon Tate durante los últimos días de la época dorada de Hollywood. Dalton es un actor en decadencia, Booth es el doble de riesgo caído en desgracia de Dalton, y Tate es una actriz casada con uno de los directores más solicitados del momento, y cuya casa está junto a la de Dalton. Los tres navegarán por este mundo y verán como todo va cambiando rápidamente.

Como decía, tardé mucho en decidir qué me pareció esta película, y luego me di cuenta de por qué. El gran problema es que todo se siente como un puñado de buenas escenas pegadas a la fuerza, y con un ritmo bastante irregular en ciertos momentos. Además, hubo momentos en los que la edición era bastante notoria, y no sé si fue intencional o no.

Partiendo por lo primero, la historia de Sharon Tate es la más innecesaria, y podía haber estado fuera de la película sin problemas. Se sentía como que lo único que hacía era estar en pantalla y verse bien, por lo que no diría que hubo una "buena actuación de su parte". Los que sí brillan son DiCaprio y Pitt, que hacen papeles sólidos, en especial Pitt.

Otro problema es el trabajo de cámara. Adivinen: ¿Qué director es conocido por su fetiche con los pies? Si dijeron que Tarantino, tienen razón. Hay tantas tomas de pies en esta película que llega a parecer una auto-parodia. Quizás no es algo que deba restarle puntos a la película, pero llegó al punto de que distraía de la acción en pantalla.

Algo que sí es bueno es el diálogo. Si algo sabe hacer Tarantino, es el díalogo de sus personajes, que no se siente como "de película", sino como algo de gente real. También, la ambientación de la película es convincente, y se siente como si de verdad estuviéramos viendo algo que pasó en la década de los 60's.

Lo que más brillo para mí fue la violencia. Debo decir que nadie la hace como este director, y no disfrutaba tanto una escena tensa desde "Bastardos sin Gloria". Me reí muchísimo, ya que todo era impredecible, y fue bien hecho, especialmente la pelea con Bruce Lee.

La película decepciona porque Tarantino es capaz de mucho más que esto, y quizás le hace falta trabajar con colaboradores que le digan las fallas de sus historias. De momento, nos quedamos con una película cuyo resultado final es menos que la suma de sus partes, aunque esas partes son bastante buenas por sí solas.

Escrito por Mario.
Con la tecnología de Blogger.