.

.

Juego: Doom Eternal


Título: Doom Eternal
Desarrollador: id Software.
Plataforma: Playstation 4, Xbox One, PC (Reseña hecha en PC)

Tras casi 4 años, la secuela del reboot de la clásica saga de shooters en primera persona por fin se ha estrenado. Originalmente programado para noviembre del año pasado, este juego es un imprescindible y un serio candidato a juego del año.

Tiempo después del final del primer juego, el Doom Slayer regresa a la Tierra para salvarla de una invasión demoníaca que ya ha aniquilado a gran parte de la humanidad. Sin embargo, fuerzas más grandes de lo que imagina tratarán de detenerlo en su misión.

Lo primero que quiero decir es que este juego es una maravilla técnica. id siempre se ha caracterizado por lo innovador de sus motores gráficos, y este es una evolución increíble desde su última versión. Todo corre sin problemas, con una calidad gráfica espectacular, y con un rendimiento estable en todo momento. Este juego está hecho para funcionar a 60 imágenes por segundo en todo momento, y se nota que este motor es lo suficientemente sólido para mantener eso en todas sus versiones.

La historia se vuelve más detallada en este juego, aunque será completamente opcional. Es posible omitir las cinemáticas que veremos a lo largo del juego, aunque estas nos dan contexto para lo que está pasando, además de establecer un universo para esta franquicia. También podremos encontrar documentos esparcidos por el juego que nos darán todavía más detalles de la mitología del universo, aunque encontrarlas y leerlas es también opcional.

La jugabilidad es bastante similar a la del primer juego, con un énfasis en combate agresivo y movimiento constante. Sin embargo, también se ha evolucionado este estilo de juego, incorporando la posibilidad de hacer un movimiento de avance rápido (o carrera), un lanzallamas que podemos usar para recuperar armadura, y la eliminación de la pistola como arma inicial, y debiendo utilizar armas distintas según cada enemigo.
 
Las armas siguen teniendo dos modos de disparo (excepto la BFG), y también han recibido algunas modificaciones, en especial la súper escopeta, que ahora nos permite usar un gancho que nos propulsa hacia los enemigos para dispararles de cerca. También el lanzacohetes ha sido modificado para lanzar proyectiles más lentos pero poderosos, por lo que no será un arma que podamos utilizar todo el tiempo. Habrá algunas armas que encontraremos más avanzada la campaña, pero describirlas implica spoilers.

El estilo de combate agresivo nos mantendrá constantemente debiendo tener cuidado con nuestra munición, que puede acabarse bastante rápido, al igual que nuestra vida. Para recuperar vida podremos hacer eliminaciones especiales cuando los enemigos estén debilitados, y podremos usar la motosierra para matar enemigos al instante y recuperar munición para nuestras armas, y será algo que pasará muy frecuentemente, por lo que deberemos saber qué enemigos matar de esta forma.
 
Todos los enemigos del primer juego regresan, siendo rediseñados para lucir más similares a sus versiones clásicas. También, se incorporan algunos enemigos clásicos y otros nuevos. Todos tienen debilidades diferentes y atacan de forma distinta, por lo que será importante pensar rápidamente cómo eliminarlos.

Los enemigos también pueden ser destruidos de forma dinámica, ya que cada impacto causará que pierdan una parte de su cuerpo. Algunos demonios tendrán puntos débiles que podremos eliminar para reducir su capacidad de ataque, lo cual deberemos aprovechar para poder salir vivos de cada encuentro.

Algo que no me gustó tanto son algunas secciones de plataformas y acuáticas. Si bien no son malas, sentí que rompían el ritmo de algunas secciones, y hay algunas que son muy fáciles de fallar. Varias de estas están bien hechas, pero hay algunas que no tanto, en especial cuando es necesario calcular algunos saltos y se da poco margen de error para hacerlos bien.

Podremos mejorar a nuestro personaje y sus armas, ya que podremos encontrar puntos de mejora en el mapa, como también algunos secretos. Es importante explorar bien los mapas para encontrar puntos de mejora, ya que no siempre estarán a simple vista, y poder mejorar a nuestro personaje y armas es crucial para sobrevivir algunos de los encuentros que tendremos que atravesar.

La música es otra cosa que sigue siendo importante. El ritmo de la música, a cargo de Mick Gordon, es brutal y va en sincronía con la acción del juego. Hay tonadas ambientales en ciertos momentos, pero lo que realmente brilla es cuando empieza el Heavy Metal (o Metal Industrial, más bien), ya que este nos alienta a continuar la carnicería en pantalla.

En resumen, un juego rápido y violento que se vuelve imperdible, gracias a un motor excelentemente programado y con una jugabilidad que hace que cualquier otro juego sea cosa de niños en comparación.

Escrito por Mario
Con la tecnología de Blogger.