.

.

En pantalla: Pinocho



Título Original: Pinnocchio
Dirección: Matteo Garrone
Guion: Matteo Garrone, Massimo Ceccherini, Carlo Collodi
Elenco: Roberto Benigni, Federico Lelapi, Massimo Ceccherini, Marine Vacth
Duración: 125 minutos


Los LiveAction están a la orden del día,  y hay que ser sinceros, porque en el último tiempo se han confirmado muchos por parte de Disney, pero, como muchos saben, las historias que se han transformado en clásicos están basadas en historias o libros de diversos autores, por lo que podemos ver versiones que no solo son parte de esta gran empresa. Una de las últimas es la adaptación italiana de "Pinocho".

Geppetto es un carpintero pobre que luego de ver un las marionetas de un circo ha tenido la idea de construir a la marioneta más hermosa que el mundo haya visto. Cuando un trozo de madera encantado llega a sus manos, la transforma en Pinocho, una marioneta que emprende una aventura para convertirse en un niño de verdad.

Si bien dentro de la historias clásicas, Pinocho no está ni cerca de ser una de mis historias favoritas, debo admitir que me he visto un buen par de adaptaciones de este personaje, por la que una más no me haría daño. Considerando además que participaba Roberto Bernigni, para quienes no lo conocen, que espero sean pocos, es el protagonista de "La vida es bella".

Si ustedes creen que esta versión es como las de Disney, pues es mejor que no se emocionen mucho, porque esta lejos de ser esa mágica película que recordamos. Mucho más fiel al libro, esta cinta nos muestra todas las aventuras y desventuras que paspo Pinocho por ser Pinocho.

Esta cinta logró hacer algo que no pensé que una película que recordaba con un poco de cariño podía lograr, y es que odié a un personaje, y es que si bien en la historia original Pinocho es un ser cargante, esta película hace que de verdad quieras que termine por prenderse fuego en una especie de combustión  espontanea cuando termine la película. Es mentiroso, mal intencionado y porfiado, y ojo, que no me estoy quejando, porque el actor lo hace muy bien, sino que trato de explicarles a mi modo que logra captar la esencia real del personaje y la historia, la cual se aleja mucho del cuento de hadas que nos vendieron hace un  tiempo.

Si bien la película trata de llevarnos más al cuento original, en su búsqueda por esto, deja atrás el sorprendernos, sumado a la personalidad de su protagonista. Esto hace que pasada la hora de película uno ya no esté tan emocionado como estaba al principio por verla. Puede ser que le faltara un poco más de magia, o que es ver una y otra vez a Pinocho cometiendo un error tras otro, pero avanzada la película queda con una sensación de que te estás perdiendo en otra parte algo mejor.

Algo que rescatar son los efectos, muchas veces logrados con maquillaje, prótesis, y muy poco diseño de computadora, algo que es difícil de encontrar estos días y que también se entiende por no ser una adaptación de una gran empresa, pero que sí supo sacarle partido a sus recursos.

No es una adaptación para ver en familia, hay otras mucho mejores. Es una historia que se ha adaptado varias veces a lo largo de los años, y si buscan algo más "para todo publico", las hay. Esta es para los adultos, ya que nos muestra un relato más crudo, más oscuro y que incluso me ha ayudado a no querer hijos, ya sean de madera o carne y hueso.

Escrito por Maca
Con la tecnología de Blogger.