.

.

En Pantalla: The Umbrella Academy - Temporada 2



Título: The Umbrella Academy
Elenco: Ellen Page, Tom Hopper, David Castañeda, Emmy Raver-Lampman, Robert Sheenan, Aidan Gallagher, Justin H. Min, Kate Walsh, Ritu Arya
Año: 2020
Género: Súperhéroes, Drama, Comedia, Basado en Cómic
Capítulos: 10
Canal de Origen: Netflix

La primera temporada de "The Umbrella Academy" fue una grata sorpresa para muchos. Parte de su encanto fue presentar a superhéroes que no son todo-poderosos, sino que personas que lo son en el ojo público, y cuyo entrenamiento ha dejado más secuelas negativas que ventajas para ellos. El final de aquel primer ciclo dejó la puerta abierta para mucho, y esta segunda temporada sigue bien en los pasos de los primeros 10 episodios.
 
Tras viajar al pasado para evitar el apocalipsis, los hermanos Hargreeves logran volver en el tiempo a Dallas, Texas, solo que no todos llegan al mismo tiempo, por lo que quedan desperdigados en el tiempo. Cuando Cinco logra volver al punto correcto, en 1963, deberá reunir a sus hermanos para evitar una nueva catástrofe mientras hacen frente a nuevos y viejos enemigos, como también a una sociedad distinta a la que conocen.
 
El hecho de que la serie se ambiente en este preciso punto en la historia y en el mundo me llamó bastante la atención, ya que es algo que también pasó en "22/11/63", de Stephen King. Sin embargo, aquí el tono es más liviano, ya que los momentos más dramáticos se darán junto a otros más livianos y cómicos, aunque siempre con un momento clave en el horizonte.

La epoca de ambientación de la historia jugó un papel muy importante en esta temporada, y creo que mucho del foco estuvo en mostrar que no era una época mejor que la actual, mostrando muchos aspectos sociales negativos de la historia, aunque sin miedo de detenerse o de tocarlos solo por enima, sino que explorándolos tan a fondo como el formato de la historia lo permite.

Un apartado que realmente me encantó fue la música, ya que la banda sonora fue perfecta en cada momento. Hay escenas más de acción donde escucharemos canciones clásicas, y otros en los que habrá música original, y siempre está bien escogida. El encargado de musicalizar esta temporada merece un aumento, y grande.

Otro aspecto que sigue bien en la serie es el tono, donde siguen habiendo momentos que están al borde de romper la cuarta pared, y las diferencias entre escenas se notan bastante, a menudo con una separación muy corta en el tiempo. No se siente tan inconsistente como en la primera temporada, sino que como un flujo más natural gracias a la personalidad de cada personaje. También, los personajes tienen bastante más desarrollo, y también momentos para brillar según cada situación.

Creo que darle el crédito principal a Ellen Page es un poco injusto, ya que el que se roba la atención en gran medida es Aidan Gallagher, que logra dar la impresión de ser un viejo atrapado en un cuerpo joven casi como si fuera respirar para él. Su talento y carisma son innegables, y si no lo amaban con anterioridad, ahora van a querer ver todo lo que puedan en lo que aparezca.

Algo que quizás pudo ser mejor es la duración de la serie, ya que hay momentos en los que algunas cosas sobraban, o se dieron giros en la trama que no eran muy necesarios. Quizás 8 capítulos era suficiente para esta historia en lugar de 10, aunque tampoco me quejo mucho en este aspecto, ya que nunca es malo tener más de esta serie.

Una serie entretenida, que si bien es mejor que la primera temporada, no lo es por mucho, aunque esto tampoco es malo, ya que el carisma de sus personajes es suficiente para interesarnos.

Escrito por Mario.      
Con la tecnología de Blogger.