.

.

En Pantalla: Justified - Temporada 3


Título:
Justified
Elenco: Timothy Olyphant, Nick Searcy, Joelle Carter, Jacob Pitts, Erica Tazel, Natalie Zea, Walton Goggins, Neal McDonough, Jeremy Davies, Jere Burns, Mykelti Williamson
Año: 2012
Género: Western, drama, comedia negra
Capítulos: 13
Canal de Origen: FX

El principio de que todo héroe solo es tan bueno como sus villanos es increíblemente cierto, por lo que una serie que se caracteriza por tener protagonistas excelentes merece villanos igual de implacables y despiadados. Afortunadamente, esta tercera temporada de este western moderno tiene esto y más, creando una de las mejores temporadas de televisión que he visto en los últimos años.

Tras la caída del clan Bennett, Raylan se recupera de sus heridas cuando es abordado por Fletcher Nix, quien resulta ser la punta de flecha para el peligro que representa Robert Quarles, un alto mando de la mafia de Detroit que busca establecerse en Kentucky. Esta expansión pondrá en jaque a Boyd Crowder, quién iniciará una guerra sin cuartel contra Quarles, a la vez que Dickie Benett, el último sobreviviente de su familia, buscará recuperar 3 millones de dólares de su familia que quedaron al cuidado de Ellstin Limehouse, quién no escatimará en crueldad y recursos para proteger su tierra y gente cuando distintos poderes están dispuestos a todos por dinero y poder.

La temporada parte por todo lo alto, con un villano que desaparece tras un único capítulo, pero resulta ser una amenaza considerable al ser una suerte de doble oscuro de Raylan. Este personaje fue uno de los más intimidantes que he visto en mi vida, y me hizo sentirme realmente aterrado cada vez que apareció en pantalla.

Posteriormente tenemos a los nuevos personajes introducidos esta temporada. Primero Robert Quarles, interpretado por un infravalorado Neal McDonough que logra hacerlo elegante y despiadado cuando la ocasión lo requiere, revelando lentamente la oscuridad de su personaje. También ayuda a esto el personaje de Wynn Duffy, quien cobra mayor protagonismo en esta temporada, demostrando lo que puede llegar a hacer para sacar provecho de cada oportunidad.

Hay personajes que no tienen papeles tan prominentes como en la temporada anterior, pero hay otros, como Arlo Givens, que tendrán un desarrollo bastante importante, y que nos recuerda que pese a todo, todos los personajes de esta serie son humanos, en especial los criminales.

Como siempre, el diálogo de esta temporada sigue siendo de lo mejor, siendo entretenido, y en esta temporada el humor es bastante bueno, aunque los mejores momentos son los de suspenso, que serán mucho más tensos que antes. Momentos como la denominada "ruleta Harlan" (no es un spoiler, tranquilos), entre otros, serán algunos de los más tensos que verán, y el capítulo final de la temporada se siente como la gran explosión dramática que esperamos por toda la temporada, con revelaciones y destinos inesperados.

Uno de los puntos más altos de la temporada es cómo logra cerrar, ya que toma una dirección inesperada más rápido de lo que podemos imaginar, y termina desencadenando hechos terribles muy rápidamente, y una cosa que se agradece en este tipo de series es que los personajes sean inteligentes. Muchas veces pasa que los personajes actúan de forma estúpida, o contrario a sus formas de ser, pero aquí pasa todo lo contrario, y cada decisión y deducción es propia de sus personajes.

Los últimos capítulos de la serie muestran lo que pasa cuando todos los bandos son capaces de planear sus movimientos y defender sus intereses, sin importar nada más en su camino, y los giros y vueltas de tuerca que veremos a medida que este ciclo de capítulos se cierra irán mejorando cada vez más.

Una temporada excelente, con un ritmo que acumula tensión sin descanso, y con suspenso al límite gracias a excelente diálogo y actuaciones.

Escrito por Mario.  

Con la tecnología de Blogger.