.

.

Juego: Super Mario 3D All-Stars

 

Título: Super Mario 3D All-Stars
Desarrollador: Nintendo
Plataforma: Switch

Uno de los juegos por los que decidí comprar una Switch es por sus exclusivas, ya que crecí jugando los juegos de Super Mario de SNES y Nintendo 64. Por eso, la posibilidad de jugar "Super Mario 64" de nuevo, y poder disfrutar "Sunshine" y "Galaxy" por primera vez me convenció de comprar este paquete, aunque debo decir que tiene algunos problemas.

Esta compilación incluye los tres primeros juegos protagonizados por el plomero italiano, que son "Super Mario 64" de Nintendo 64, "Super Mario Sunshine" de Gamecube, y "Super Mario Galaxy" de Wii. Los tres juegos funcionan mediante emulación, lo que trae ventajas y desventajas, las cuáles comentaré ahora.

Tras jugar esta compilación, siento que es una oportunidad desperdiciada por parte de Nintendo, ya que es innegable que este paquete tiene un valor elevado de calidad, ya que dos de sus juegos son obras maestras alabadas por la crítica, mientras que "Sunshine" ha resultado un poco más divisorio. Sin embargo, optar por emular los juegos en lugar de hacer una adaptación directa ha impedido que los juegos alcancen todo su potencial.

Por ejemplo, en "64" no podremos mover la cámara libremente, sino que deberemos usar la misma cámara del juego original, que no permite que la movamos libremente, sino que en un número limitado de ángulos. Esto juega en contra en escenarios más complicados, y también es un problema que la resolución del juego se mantenga en una relación de aspecto 4:3, en lugar del 16:9 más moderno.

 


"Sunshine", por su parte, tiene texturas algo mejores y tiene una relación de aspecto más moderna, pero mantiene la tasa de imágenes a 30 cuadros por segundo, la cuál no es un problema, pero las 60 imágenes por segundo son muy fluidas y esto es posible en la consola, ya que "Odyssey" lo logró sin problemas. 

Algo que afortunadamente tienen ambos juegos es una interfaz de usuario rediseñada, por lo que tendremos más campo visual para poder ver la pantalla. Además, "64" tiene una resolución de 720p, mientras que "Sunshine" llega a 1080p, por lo que la imagen es más nítida, y esto será especialmente notorio cuando juguemos con la consola en el dock.

El juego que mejor se ve es "Galaxy", que cuenta con resoluición de 1080p y 60 imágenes por segundo, además de lucir más nítida y menos pixeleada que la versión original. Me gustó mucho que sea posible jugarlo con los joycon o con el control tradicional, aunque hay ocasiones en las que cuesta un poco controlar al personaje, y a veces la resolución disminuye si hay muchos objetos o acción en la pantalla.

 

Algo que sí puedo decir es que esta colección demuestra que lo que realmente hace que un juego envejezca bien es una buena dirección de arte y buena jugabilidad, más que gráficos realistas. Sin embargo, no puedo evitar decir que se pudieron hacer muchas mejoras más, y el limitar la venta del juego me parece extraño por decir lo menos.

Emular los juegos en lugar de adaptarlos bien a la consola tiene la ventaja de que es más cercano a la versión original, pero no se aprovecha que la Switch es muchas veces más poderosa que sus predecesoras. Además, el código fuente de estos juegos todavía existe, y sabemos esto gracias a la filtración del código de "Super Mario 64", que la comunidad modder ha aprovechado para hacer mejoras a este juego. Esto al punto de que algunos han logrado desbloquear las tasas de imágenes en "Sunshine" en Dolphin.

En resumen, esta es una buena oportunidad para jugar estos juegos si no pudieron hacerlo en su momento, pero también es una oportunidad desperdiciada por parte de Nintendo para poder hacer una buena remasterización que estos juegos realmente merecen.

Escrito por Mario 

Con la tecnología de Blogger.