Juego: Cyberpunk 2077



Título: Cyberpunk 2077
Desarrollador: CD Projekt RED
Plataforma: Playstation 4, Xbox One, PC (reseña hecha en PS4 Estándar)

 
Cuando este juego fue anunciado, estaba empezando la universidad. Casi 8 años después, por fin se ha lanzado el que podría ser considerado como el más esperado de esta década. Tras el éxito indiscutible que fue la trilogía de "The Witcher", había esperanza de que este juego sorprendiera, pero digamos que en su lugar ha resultado inesperadamente controversial.

V, quien busca ganarse la vida en la corrupta ciudad de Night City, recibirá la oportunidad de su vida cuando su mejor amigo, Jackie, logra conectar con el legendario Dexter DeShawn, quien les dará el trabajo de robar un sofisticado chip de la corporación Arasaka. Cuando el trabajo sale mal, V debe salvar el chip insertándolo en su cabeza, lo cual hace que la personalidad digitalizada del rockerboy y anarquista Johnny Silverhand se vuelva un peligro para su vida. Con el tiempo en contra, V y Silverhand formarán una complicada alianza para encontrar una forma de sobrevivir y conseguir sus objetivos.
 
Si bien esto no debería impactar mi opinión del juego, debo decir abiertamente que no apoyo que CD Projekt Red haya engañado a los jugadores deliberadamente al no mostrar las versiones de consolas, ni tampoco apoyo que los directivos de la compañía no hayan sido transparentes con el estado del juego a pesar de que los desarrolladores lo advirtieron. Esto no le hace ningún favor al juego, y creo que no puedo partir la reseña como tal sin decirlo. 




Vayamos directo al grano: el juego tiene gran cantidad de bugs y problemas técnicos. Al haberlo jugado en PS4, mi experiencia fue bastante complicada, y creo que el único juego que se me viene a la mente con un lanzamiento similar es "Fallout: New Vegas", que fue considerado un buen juego, pero que fue lastrado por su desempeño técnico.

Entrando directamente a lo que es el juego, debo decir que me gustó, pero debí aprender a lidiar con sus problemas primero. Tuve 7 instancias en las que el juego tuvo errores catastróficos y tuvo que reiniciarse en mi consola, además de tener que reiniciarlo un par de veces debido a que las misiones no cargaban para avanzar.

La historia es buena y los personajes también. La relación con Silverhand es complicada, y nos dará una opinión adicional sobre las elecciones que tomemos. No hay decisiones fáciles, y no hay opciones buenas o malas en los diálogos, como tampoco un sistema de moral, por lo que tendremos flexibilidad en lo que se refiere a la forma en la que se desarrolla la historia.




Y hablando de esto, esto es lo que destaca aquí: este es un juego de rol de verdad. Podremos crear a nuestro personaje, abordar las misiones de diferentes formas, usar estilos de juegos distintos, y encontrar formas distintas de terminar cada objetivo. Si bien podremos mejorar todos los aspectos de nuestro personaje, podremos especializarnos en uno sin problemas y usarlo para abrirnos paso en la historia.

Las mejoras cibernéticas ayudarán bastante a nuestro avance, aunque algo que queda muy al debe es la personalización física de nuestro personaje después del inicio del juego. También, es difícil tener un buen conjunto de ropa sin que nuestro personaje se vea ridículo. El combate puede darse de diferentes formas, por lo que la flexibilidad y distintos tipos de armas se aprecia, aunque muchas armas no tienen gran diferencia unas de las otras.
 
Tendremos muchas cosas que hacer, ya que hay un gran número de misiones secundarias. Muchas de ellas nos invitarán a reflexionar sobre diversos temas, como la moralidad, los traumas infantiles, las figuras religiosas, y el valor del alma y los recuerdos, y muchas de ellas no tienen respuestas fáciles, por lo que muchas de ellas no terminarán cuando las completemos.
 
 
 
Además, los personajes son bastante carismáticos, en especial aquellos con gran importancia en la trama, y podremos entablar amistad con algunos, y tener romances con otros. Los romances no son obligatorios, por lo que podremos seguir y completar las misiones de varios personajes. Al ser este un juego de rol, nuestras elecciones son importantes, por lo que deberemos tener cuidado en nuestras elecciones.

Finalmente, llego a los que más ha causado controversia: los bugs. En lugar de explicar todo y explicar mucho, enumeraré los problemas que he vivido: rutas que no cargan al viajar, tiempos de carga excesivos, problemas con los menus de pausa, imposibilidad de cambiar la cámara al conducir, texturas que no cargan, objetos que aparecen y desaparecen, personajes que no hablan y requieren posicionamiento específico para iniciar diálogo, múltiples líneas de diálogo que se escuchan y leen al mismo tiempo (dos conversaciones simultáneas), misiones que no cargan, congelamiento de la pantalla, avisos de problemas con configuraciones, enemigos sin IA, y muchos más.


Este juego es un claro caso de un producto que es más que la suma de sus partes, ya que sigo jugándolo tras más de 35 horas, donde completé la historia principal y algunas misiones secundarias, por lo que realmenete hay buen juego aquí, y de verdad quiero poder decir más cosas positivas, pero debo ser sincero y decir que al juego le faltaron un par de meses en el horno. Esto es casi como cuando metemos un plato congelado al horno a alta temperatura: tenemos el exterior quemado y el centro congelado, pero hay un punto justo en el medio donde está lo bueno, y que se puede consumir.

En resumen. Este es un buen juego, pero le falta pulirse bastante para ser lo que todos esperábamos de él. No dudaré en seguirlo jugando, pero creo que merece ser reseñado nuevamente en dos o tres meses, cuando lleguen los parches importantes que fueron prometidos recientemente. Si bien el juego funciona mejor en PC, no todos tenemos los recursos para un computador de gama alta, por lo que debo reseñarlo desde lo que pude jugar, que es la versión de PS4, y esta solo se puede recomendar si tienen la paciencia para soportar un pésimo rendimiento técnico que envuelve a este juego.

Escrito por Mario.
Con la tecnología de Blogger.