.

.

Steam Deck: ¿Vale la pena?

 


 

Muchos recibieron el anuncio del nuevo modelo de la Nintendo Switch con bastante decepción al solo ser una revisión que incluirá una pantalla OLED. Poco después, Steam ha anunciado que volverá a la carga al mundo del hardware. En esta ocasión, lo hará con el Steam Deck, el cuál será una consola portátil para los jugadores de pc.

Steam Deck contará con varias versiones, con almacenamiento de 64GB, 256GB y 512 GB de almacenamiento. La primera versión será con almacenamiento eMMC, usado en tarjetas de memoria, mientras que las otras dos usarán almacenamiento con tecnlogía NVME, usado en los SSD. La tecnología que dará vida a esta consola son un procesador AMD Zen 2 de 4 núcleos/8 hilos y un procesador gráfico basado en RDNA 2, también de AMD, los cuales compartirán un total de 16 GB de memoria RAM de bajo consumo energético.

La pantalla será capaz de mostrar gráficos a una resolución máxima de 1280x800 y a 60 imágenes por segundo, lo cuál se asemeja a lo que podría lograr la nueva versión de la consola japonesa, aunque con una proporción de aspecto distinta. También será posible exportar la imagen a otros dispositivos gracias a los puertos HDMI y DisplayPort 1.4.

 

Los controles serán mediante dos palancas, 4 botones en el lado derecho, una cruz direccional en el lado izquierdo, dos pads táctciles para emular un mouse, dos botones superiores en cada costado, y dos botones programables en el parte posterior de la consola.

Entonces, ¿vale la pena?

La consola es claramente un intento de la compañía de acercarse al mercado de las portátiles, donde Nintendo ha sido el único gran jugador desde hace años, luego de la retirada de Sony tras la PS Vita. Si bien es una buena idea, quizás es importante pensar en las ventajas y desventajas de sus especificaciones, ya que el hardware interno de esta consola está bastante cerca del de la Xbox Series S, que es la más débil de la nueva generación, aunque con un procesador bastante más pequeño, al igual que la unidad gráfica.

Algo que definitivamente ayudará a la consola es su cantidad de memoria RAM, ya que es la misma cantidad de memoria que la Xbox Series X y la PS5, aunque en una versión de bajo consumo de energía, lo cuál impactaría su desempeño. Sin embargo, esto sigue siendo 4 veces la cantidad de memoria que una Nintendo Switch, lo que ayudaría bastante para que la consola envejezca mejor en el largo plazo, pero tampoco hará milagros.

Sumado a lo anterior, el almacenamiento será un tema bastante importante, ya que el modelo más básico no tendrá la velocidad de lectura que sí brinda la tecnología Nvme, que es teóricamente 8 veces superior al de eMMC, que llega a un límite teórico de 500 MB/segundo. Esto afectará el tiempo de carga de los juegos, además de podría evitar que juegos futuros funcionen adecuadamente, ya que muchos títulos emplean una serie de técnicas para evitar los tiempos de carga específicos al cargar ciertos recursos solo cuando son necesarios (como los juegos de mundo abierto). La forma más fácil de entender esto es que "el juego solo se mueve tan rápido como puede cargar".



Una cosa que me parece importante de mencionar es que varios reportes indican que el sistema operativo de la consola será Steam OS, que está basado en Linux. Esto significaría que los desarrolladores tendrían que añadir soporte específicamente para este sistema, pero muchos afirman que la presencia de Proton (una capa de compatibilidad que permite jugar juegos hechos para Windows en Linux sin mayores problemas) podría ayudar en este ámbito. 

También podría ayudar la presencia de Fidelity FX Super Resolution, la tecnología de AMD que permite escalar la resolución de una imagen para obtener un mejor desempeño técnico, lo cuál también podría terminar ayudando en el largo plazo, ya que esta solución está pensada para funcionar en un amplio rango de tarjetas gráficas, mientras que el DLSS de Nvidia solo está disponible en las tarjetas de serie RTX 2000 y 3000, aunque todavía no ha sido posible compararlos directamente debido a que solo el juego "Kingshunt" emplea ambas, pero todavía se encuentra en fase alpha y los jugadores deben solicitar acceso a esta.

Varios reportes indican que la opción de instalar Windows estará presente, lo cuál significa que más títulos podrán instalarse sin problemas en el sistema, además de que podremos instalar todas las aplicaciones no dedicadas a juegos que queramos, por lo que quizás podría terminar siendo una plataforma bastante útil para ver contenido en streaming, y esto ya le daría una gran ventaja por sobre la Switch, que solo cuenta con YouTube, Hulu, y Funimation actualmente.


 

Una cosa que realmente me preocupa es la batería. Varios reportes indican que la batería de la consola podría durar hasta 8 horas con programas de baja intensidad, por lo que muchos esperan que este número se reduzca a 2 con juegos con mayores requerimientos técnicos. Quizás esto sea un problema, ya que la portabilidad de la consola podría verse bastante reducida de ser así, y esto pasó con la Nintendo Switch, cuya segunda versión contaba con una versión mejorada de sus componentes y una mejor batería justamente para aumentar el tiempo entre cargas.

Con todo esto podemos decir que esta plataforma básicamente será un PC portátil, lo que significa que podremos instalar y usar todo tipo de sistemas y aplicaciones sin problemas, incluso si el gaming apunta a ser su uso principal. Esto también podría dar origen a una escena homebrew, o de programación "casera", bastante interesante, ya que muchos sistemas se han cerrado a esta escena, y me gustaría ver que exista una comunidad dedicada a este tipo de aplicaciones en la plataforma. Sé que eso suena idiota como tal al ser básicamente una plataforma abierta, pero quizás haya aplicaciones especialmente pensadas para el sistema y no para cualquier PC. 


 Y lo más importante: el precio. El modelo de 64GB costará US$399, el de 256GB saldrá a US$529, y el de 512GB a US$649. La consola saldrá en un suministro limitado y podrá adquirirse en Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido, y puede reservarse directamente mediante Steam, aunque las cuentas deberán tener una antigüedad mínima, con el requisito de haber hecho una compra antes de junio del 2021 (principalmente para evitar a los revendedores).

En mi opinión, el primer modelo es inútil por su tipo y cantidad de almacenamiento, y solo vale la pena comprar el primero o el segundo, aunque su precio sigue siendo bastante alto. Al igual que con las consolas de sobremesa, les recomiendo esperar al menos un par de meses para comprarlo, ya que es importante ver las primeras impresiones y funcionalidad. Es el mismo principio que con toda nueva plataforma: siempre esperen el segundo modelo para que arreglen todos los problemas del primero, y luego esperen otro par de meses para que baje de precio.

De momento, esto es la forma de Valve de irrumpir nuevamente en el mercado de las consolas tras el fracaso de las Steam Machines. Me parece una buena idea, ya que no hay otros productos similares a este, con lo más parecido siendo la Nvidia Shield TV, que era una máquina para streaming, y no una que hacía funcionar los juegos de forma nativa. Quizás la presencia de otros servicios de juegos ayude, pero solo el tiempo lo dirá. Ahora mismo les recomiendo ser cautos, ya que el sistema tendrá algunas falencias en varios aspectos que pueden herirla al corto y mediano plazo, así que veamos a fin de año lo que reporten los compradores.


Escrito por Mario.

Con la tecnología de Blogger.